14362432_1111256218944265_61887230246412

HISTORY

A principios de la década de 1980, el Padre Joseph M. McMahon, entonces pastor de la Iglesia de San Pío X, vio la necesidad de una futura parroquia en el área en expansión de Cedar Hills / Bethany. Adquirió $ 100,000 de la Arquidiócesis de Portland para comprar los 5 acres de tierra en la nueva subdivisión en la esquina de 178th y Springville Roads.

 

El 1 de julio del 2002, el Arzobispo John G. Vlazney asignó al Padre John Kerns para establecer una parroquia en esta comunidad suburbana. El Arzobispo declaró la nueva parroquia bajo el nombre “Iglesia Católica de San Juan Diego” el 31 de julio del 2002, el mismo día en que el Papa Juan Pablo II canonizó a Juan Diego en la Ciudad de México. El Padre Kerns contrató a Kathy Yee como Asociada Pastoral y Administrativa y a Patty Duggan como Directora de Música. También estableció un Comité Directivo para orientación en la fundación de la parroquia, como a, Art y Ruth Schulte, Thompson y Madeleine Faller, Ted y Patty Duggan, Donald y Lynn Parker.

 

El 9 de diciembre del 1531, la Santísima Virgen María se le apareció a Juan Diego, ella le ordenó que le pidiera al obispo que construyera un templo en la colina de Tepeyec. Juan Diego aceptó su llamado y construyó una iglesia. La gente de la Iglesia Católica de San Juan Diego aceptó su llamado a construir una iglesia y así comenzó un viaje que se origina en su generosidad de tiempo, talentos y recursos. Las relaciones llenas de fe florecieron a medida que los feligreses se contactaban entre sí y con sus vecinos circundantes. La comunidad espiritual de la parroquia brindó ímpetu y apoyo para la construcción del espacio de adoración.

 

Desde el principio, las misas de los hogares eran seguidas de cenas compartidas que fueron organizadas por varios feligreses los viernes por la noche. La comunidad novata celebró su primera misa en Christ Church (Lutheran) en Hillsboro, Oregon, el lunes 9 de diciembre de 2002, el día de San Juan Diego.

La primera misa dominical se celebró el Domingo de Ramos, el 13 de Abril del 2003 en el gimnasio de Portland Community College Rock Creek, al otro lado de la calle de la propiedad de la iglesia.

 

La transformación de un gimnasio alquilado en el espacio sagrado cada domingo presentó un desafío, pero los feligreses dedicados llegaban 90 minutos antes de la Misa para que esto ocurriera. La parroquia también alquiló la Iglesia de San Gabriel Episcopal en West Union Rd para la Misa del sábado. Además, las parroquias vecinas ayudaban. La oficina de la parroquia se encontraba en una sala de conferencias en San Pío X por los primeros 8 años, y ensayos de música de coro se llevaron a cabo en la sala de música de la Escuela de Holy Trinity.

 

Para la primera Liturgia del Viernes Santo en el 2003, una cruz para la veneración fue creada de un árbol caído de la nueva propiedad parroquial. Ha estado en uso continuo los Viernes Santos y durante la temporada de Pascua. Conectó la esperanza de la comunidad con el día en que la cruz fue devuelta a su ubicación original el Viernes Santo 2011.

 

En 2006-07, el Comité de Construcción realizó encuestas, reuniones y grupos focales para recopilar información para los Principios Rectores del Plan Maestro.

 

El 7 de junio del 2009, el arzobispo John G. Vlazny celebró la misa con la iglesia de San Juan Diego en el gimnasio de Portland Community College Rock Creek. Después de la misa, toda la asamblea cruzó la calle hasta el sitio de la iglesia para la bendición de la propiedad. Los feligreses habían abierto un sendero a través del bosque de arbustos de moras y árboles cubiertos de maleza para crear un espacio para la bendición.

 

Seis árboles estaban marcados con signos, señalando que los estudiantes de educación religiosa de cuarto y quinto grado los escogieron para convertirlos en pilares en el nuevo edificio. Los pilares representan los escritores de los evangelios Mateo, Marcos, Lucas y Juan, así como de San Pablo.

 

La primera misa celebrada en la propiedad de la iglesia fue el sábado 20 de junio del 2009. Poco después, comenzó la construcción.

 

En el otoño el Padre John Kerns y los miembros del Comité de Construcción ofrecieron visitas guiadas del sitio. El 2 de diciembre, cuando echaron el primer cemento, el Padre Kerns bendijo una medalla de San Juan Diego y la colocó en la fundación.

 

En enero del 2010, los pilares fueron recogidas de la propiedad y despojados de su corteza. Se usaban para sostener las vigas y el peso del techo. La forma redonda del santuario comenzó a revelarse con la colocación del revestimiento exterior.

 

En mayo, con la mejora del clima, el progreso de la construcción aumentó rápidamente con la fecha de dedicación establecida con el Arzobispo.

 

A fines del verano, el ministerio de Justicia Social pudo adquirir una unidad modular para ser utilizada en la despensa de alimentos de San Vincent de Paul. Estaba abierto para distribuir alimentos poco después de la dedicación.

 

En septiembre se construyó el Altar que también albergaría las reliquias de San Juan Vianney, Santa Flavia Domitilla y San Felipe de Jesús. Los toques finales se completaron, se instalaron las bancas y el condado de Washington emitió el permiso de ocupación justo a tiempo.

 

El domingo 24 de octubre del 2010 a las 2:00 pm fue una alegría ver la culminación de ocho años de planificación, ministrar y esperar que las oraciones fueran respondidas celebrando el Rito de Dedicación de la Iglesia de San Juan Diego. El arzobispo Vlanzny presidió y comentó en una carta al Pare Kerns que fue uno de sus días más felices como arzobispo. La parroquia también celebró el 25 aniversario de la ordenación del Padre John Kerns. La celebración de la dedicación y el aniversario continuaron en una cena en el Centro Comunitario de San Pius X.

 

Junio del 2012 trajo cambios a nuestra comunidad. El obispo Kenneth Steiner se unió a nosotros como administrador parroquial con el Padre Matthew Libra como vicario parroquial a la salida del Padre John Kerns.

 

En septiembre, el Padre Ted Frison fue asignado como nuestro Administrador Parroquial, lo que permitió al Padre Libra regresar a Roma para completar sus estudios y el obispo Steiner para continuar disfrutando de su retiro. El apoyo y la orientación del padre Ted trajeron la incorporación de un nuevo ambón y pudimos poner en marcha una parte del sistema de sonido permanente

 

Dimos la bienvenida al Padre Terry J. O’Connell en julio del 2013 como nuestro segundo pastor permanente. Se agregó una misa en español en julio del 2014. El trabajo continúa a medida que nuestra parroquia crece y esperamos con ansias el día en que podamos construir nuestro centro comunitario, aulas, salas de reuniones y oficinas.